Los cuatro derviches

  • Colección:
    Arrayán
  • Autor(a):
    Amir Khusru
  • Fecha de edición:
    1 enero 2003
  • ISBN:
    9788487354182
  • Páginas:
    192
  • Encuadernación:
    Tapa blanda
  • Traducción:
    Equipo editorial
  • Peso:
    297 g
  • Medidas:
    14 × 1 × 23 cm
  • PVP Tapa blanda:
    3,00 € (3.51 $USD)

Cambio aproximado / approximate exchange rate

Disponible

Disponible

“Cuando el gran maestro sufí del siglo XIII Nizamuddin Awliyya estuvo enfermo, su discípulo Amir Khusru -el eminente poeta persa- le recitó esta alegoría sufí.

Cuando recobró la salud, Nizamuddin escribió la siguiente bendición sobre el libro:
«Aquél que escuche esta historia, por el poder divino, gozará de salud.»

Mir Amman de Delhi tradujo este texto al urdu hace un siglo y medio, y desde entonces, ha sido considerado un clásico de esa lengua bajo el título de Bagh o Bahar «Jardín y primavera», un cronograma que decodificado por el sistema Abjad (método para descifrar claves en el que las letras se sustituyen por cifras para hallar el significado «oculto» o la raíz de una nueva palabra), da la fecha de su terminación en el año 1217 de la Hégira.

Conforme a la bendición proclamada por Nizamuddin, existe la creencia de que la lectura de esta historia devuelve la salud al que la ha perdido, pero además, las dimensiones alegóricas de las aventuras de los derviches contenidas en este texto, son parte de un sistema de enseñanza, que prepara la mente del buscador de la verdad para la iluminación espiritual”.

– Amina Shah

Puedes comprar este libro directamente a través de la distribuidora Alfaomega S.L. pulsando el botón comprar.


Sobre el autor

Amir Khusru

Amir Khursu (1253-1325) nació en Patiyala, India

Fue un sufí músico, poeta y académico. Él era una figura icónica en la historia cultural del subcontinente indio. Fue discípulo espiritual de Nizamuddin Awliyya de Delhi, de quien aprendió la tolerancia y el aprecio por la cultura India.

La poesía de Khusru ofrece una poderosa metáfora de la vida y el pensamiento secular.

Su amor y apego a su maestro, lo alejaron de ambiciones mundanas y exaltaron en él la búsqueda espiritual.
Cuando Nizamuddin Awliyya murió, Khusru rasgó sus vestiduras y pintó su cara de negro y fue a la tumba de su maestro. Algunos meses más tarde, murió.


Libros de este autor

© Editorial Sufi

Síguenos

Fotografías web: Cristina Calatrava