Najmudin Kubra

Najmudin Kubra,(1145-1221) maestro sufí del siglo XII nació en Uzbekistán y fue el fundador de la orden Kubrawiya o de los “Hermanos Mayores”.
Su interés en el sufismo nació en Egipto, donde se convirtió en discípulo de Ruzbihan Baqli, que era un iniciado en la Uwaysi, (transmisión de conocimiento espiritual entre dos personas sin la necesidad de una interacción física entre ellos).

El tema principal de las obras de Kubra versó en el análisis de la experiencia visionaria

Su mayor preocupación fue el enfoque total en el Zikr (Dhikr-literalmente recuerdo-repetición de una frase, oración o nombre de Dios) como medio que permite al buscador la percepción de visiones espirituales.

Debido a que sus seguidores eran en su mayoría escritores y gnósticos sufíes, a Kubra se le dio el título de «Fabricante de santos». Uno de sus discípulos fue Baha’uddin Walad, padre de Rumi.

Kubra murió durante la invasión de los mongoles tras negarse a abandonar su ciudad, donde luchó en el combate cuerpo a cuerpo contra los invasores.

“Una de las principales características de este gran maestro sufí es que tenía una misteriosa influencia sobre los animales. Los grabados le representan rodeado de pájaros. Domesticó a un perro salvaje sólo con la mirada, del mismo modo que san Francisco de Asís se dice que domó a un lobo en un conocido relato. Los milagros de Najmudin eran muy famosos en todo el Oriente, sesenta años antes del nacimiento de san Francisco»

– Idries Shah, «Los sufíes


Libros de este autor

© Editorial Sufi

Síguenos

Fotografías web: Cristina Calatrava