Ibn Ata Illah

Ahmad Ibn Ata’Illah ( mitad del siglo XIII-1309) Egipto.

Maestro sufí y escritor, vivió en el Egipto de los sultanes mamelucos que se había convertido en el centro político del mundo islámico
Ibn ‘Ata Illah procedía de una influyente familia de juristas islámicos (alfaquíes), pero su inclinación por profundizar en otros aspectos de la religiosidad islámicas lo llevó a conocer al maestro sufí Abu al-Abbas al-Mursi, quien, siguiendo lo que fue lo que fue la escuela andalusí y magrebí, influyó fuertemente en su obra.

Su obra abarca un amplio abanico de materias, desde la jurisprudencia, teología, lingüística,… Pero los libros que han perdurado, y por lo que es famoso, son aquellos que tratan sobre sufismo. El sufismo que transmite en sus escritos es un sufismo sobrio, de unas características eminentemente prácticas, donde la especulación metafísica queda en un segundo plano. Desde el punto de vista teológico, en vez de optar por la perspectiva de Ibn Arabi, donde la Unidad de la Existencia (wahda al-wuyud) es «existencial», Ibn Ata Allah, como teólogo asharí se inclina por el wahda al-shuhud, o Unidad de lo Contemplado, la Unidad como manifestación de Dios, pero afirmando la diferencia radical entre Dios y las criaturas. Pero, pese a todo, conocía la exposición de Ibn Arabi -incluso mejor que algunos de sus discípulos- y le rebatió a Ibn Taymiya en sus críticas a Ibn Arabi.


Libros de este autor

© Editorial Sufi

Síguenos

Fotografías web: Cristina Calatrava